MiMI·Ropa para mi

Asimetrías

Hace un par de semanas tuvimos un acontecimiento familiar, un poco improvisado sobre la marcha, pero al que nos apetecía mucho asistir. Cuando me puse a mirar en el armario para ver qué me ponía, descubrí, con horror, que no había mucho donde elegir; si quería ir aparente.

Por suerte en ese mismo momento me iluminé. Tenía ya adaptado el patrón (este) que compartió Mei (Sewing with Mei), y una tela preciosa, que compré en la primera quedada madrileña, en la que arrasamos Tejidos Meco, jeje!!

 

3

La tarde de antes lo corté y rematé con FOE escote y sisas, y por la mañana, lo cerré, ajuste escotes y rematé el bajo, también con FOE. Y este es el resultado. Estoy muy, muy contenta con mi vestido asimétrico. Creo que es la primera vez que me coso una prenda con la que realmente me siento a gusto con cómo me queda.

1

Y como es miércoles, aprovecho para enlazar a MiMi. Esta semana no me he podido unir a las locas/ adictas del Odgen Cami, que son unas cuantas. Pero como estoy segura de que va a haber más de una ronda de este patrón, en breve os enseñaré el mío, (que ya está cortado), en buenísima compañía.

¡¡Feliz miércoles!!

 

Anuncios
MiMI·Ropa para mi

Vestido marinero

Por fin vuelvo a estar por aquí!! Paradójicamente mi ausencia no ha sido por falta de costuras que mostrar, sino porque llevo unas semanas sin tiempo para nada; ¡¡qué ganas de verano que tengo!!! En fin. Basta de cháchara y vamos al lío.

Desde ayer, soy la flamante madre de un graduado en Primaria. Ha sido un año duro y de mucho esfuerzo, así que, el trámite nos ha sabido a gloria. Y como la ocasión lo merecía, me he cosido un vestido de los míos; un vestido pim-pam. He utilizado el patrón que ya os enseñé aquí, aunque con leves modificaciones; fundamentalmente en el largo.

La tela es una licra muy finita que compré en Tejidos Paredes. Me enamoró. No solo su estampado, que no puede ser más veraniego. Sino también su tacto y caída. Ya me había cosido este vestido anteriormente en un tejido similar, y sé que son todo un acierto para el verano, porque no se pegan, no dan calor y no se arrugan. ¿Se puede pedir más?

El cuello lo tengo que repasar, porque se ondula un poco, pero tampoco es que me preocupe demasiado, porque me lo encajo en los hombros y listo!!

1
Y con mi vestido marinero, me voy a MiMi, que ya echaba de menos.

¿¿Feliz miércoles, costureras!!

MiMI·Ropa para mi

Luar Revoltoso: Un vestido para tigresas

Por fin, después de dos meses de sequía vuelvo por aquí y lo hago a lo grande. Por primera vez coso acompañada, y no por una, ni por dos, sino en compañía de diez estupendas costureras; así soy yo, jeje!!

La amalgama de todo eso ha sido mano más revoltosa de toda la Red. Sí, estoy hablando de Imilce. La creatividad de esta chica no tiene límites y nos ha vuelto a sorprender con, LUAR, un vestido asimétrico, molón y revoltoso, que seguro que vamos a empezar a ver sin parar en la red a partir de la próxima semana. Doy por sentado que te vas a pasar por su blog, pero te animo a no perdértelo porque tiene preparado un estupendo CoseConmigo.

Yo creo que fui de las últimas en llegar a esta troupe en la que podréis encontrar además de a Manos Revoltosas, a Hilos y Más, Las Marujadas de Peluchona, las tres primas (María, Cristina y Ali) de Cose prima cose; PaulaLimón, Más de lo que me gusta, Euskokolore y La Costurera Entrometida. Vamos, que me estreno en la Ópera de Milán, jaja!!

Recuerdo perfectamente el momento “cósete un LUAR”. Estábamos en Tejidos Meco, en la última quedada madrileña, e Imilce empezó a repartir cosas: paquetes, telas, patrones… Parecía la reina maga, jaja! Estábamos hablando de una tela, cuando la dije, “creo que esta  me la voy a pillar para cuando organices el CC de ese vestido asimétrico que has anunciado”. Y de repente, ¡tachán! El patrón cayó en mis manos. Toma!! Así, a lo loco, jaja!! Luego cuando llegué por la noche a casa y vi detenidamente todas las que estaban en el grupo de wassap, me entraron los sudores fríos, jaja. Pero no os imagináis lo bien que nos lo hemos estado pasando desde ese día! ¡¡Qué majetas son estas chicas, oye!!

vestido.jpgYa os he dicho que esta es una costura especial. Además de ser mi primera costura compartida, (no me canso de repetirlo; qué contenta estoy) he querido hacerla con una tela que nos trajo la C de Cose prima Cose, que el día de la quedada madrileña estuvo con nosotras. ¡¡Mil gracias, reina!! Desde ese momento, tuve claro que esa tela tenía que transformarse en un maravilloso LUAR. ¿no os parece la combinación perfecta: patrón regalado en tela regalada? He tenido que hacer un poco encaje de bolillos para aprovechar al máximo la tela. De hecho en la foto no se aprecia, pero el canesú trasero está cosido al medio.

Del patrón hay poco que decir: es un patrón perfecto. Eso sí, con el cuello tuve algunos problemillas porque que tiende a escotarse un poco. A eso hay que sumarle que el día que me lo cosí mi neurona estaba de vacaciones y no me di cuenta de que había cortado una talla más que la mía con el margen de costura añadido. ¡¡Qué se le va a hacer!! Cuanto más sencillo, más me complico.

camiseta.jpgPor este motivo, decidí hacerme una segunda versión, con una tela que también compré el día de la quedada. Con la cosa de que era una costura plim-plam, estaba demasiado zen y metí de nuevo la pata. No una, sino dos veces. La cuestión es que quería aprovechar el panel de la tela, y encajar las líneas de corte, y no me di cuenta de que cambié la orientación del patrón. Resultado: corte dos veces la espalda con el pico al lado contrario. Una la aproveché para las mangas, pero con la otra tuve que hacer un apaño. Nació así mi LUAR-Camista, que aproveché para estrenar el 8M; los colores eran los apropiados para ese día.

Por favor, no dejéis de pasaros a ver las versiones del resto de las chicas. Solo puedo deciros que son expectacuLUARes, igual que ellas. Y por si os quedaba alguna duda, aquí os dejo el vídeo que demuestra su genialidad: lo mismo hacen patrones, que cosen, que cantan o bailan. Ah! ¡¡También saben hacer la croqueta!! ¡¡¡Un aplauso para todas!!!

Y con esta entrada, de cabeza MiMi. ¡¡Yupi!!

¡¡Feliz Miércoles, costureras!!

Patrón: LUAR, de Manos Revoltosas
Telas: Encants, Tejidos Meco y Cal Joan

MiMI·Ropa para mi

Lady in red

Derrapando y con los pelos alborotados llego al último MiMi del Club de las Malas Costureras del 2017. Llego in extremis pero contenta, porque esta mañana no tenía ni patrón, ni tela, ni inspiración. Y de repente: Ta-chán: la Musa vino a visitarme y dicho y hecho.

Me he acordado de que tenía esta tela estampada pidiendo pista desde el Sewing Camp. Es una tela que cambié con Esther de El Didal al dit, y daba justo para un vestido. Mirando entre los patrones, me daba una pereza brutal ponerme a calcar o a montar y cortar. Y de los que ya están listos, todos exigían de un tiempo del que no disponía, si quería llegar a mi cita costuril de los miércoles (todo sea por tener opciones de llevarme esa fantástica cesta, jeje).

Así que, he pensado que lo más fácil era fusilar un vestido que me gusta mucho, pero que ya está hecho un andrajo. Y ya de paso, estrenaba mi nuevo rollo de papel Kraft blanco, que le pedía a Papá Noel, para poder patronear sin preocuparme de si tendré material suficiente.

He hecho un par de pequeñas modificaciones para adaptarlo más a mi talla y antes de comer, ya estaba listo para ser estrenado esta misma tarde (había que hacerle fotos).

Y con este vestido tan floreado en tonos rojos y granates,  me despido del 2017, deseándoos todo lo mejor para el Nuevo Año; que seguro que será feliz y productivo. Tengo pendiente aún mi post del Sewing Camp, que es con el que tengo previsto estrenarme en 2018; así, seguro que lo empezamos con buen pie.

¡¡Hasta el año que viene!!

Ropa para mi·RUMS

Mi Ttakun

Por fin he podido disponer de un poquito de tiempo para terminar mi vestido Ttakun; un patrón que Hirutxoak, generosamente ha compartido con nosotras.

He cosido mi versión, ya que no he utilizado vistas (la tela es un poco gruesa, y me iba a dar mucho calor), así que me ha servido por utilizar el FOE por primera vez; y me ha encantado el resultado. Lástima que el trocito que compré (hace 2 años en Hilosymás, glup!), solo me daba para rematar el cuello, pero bueno; aún así, me gusta cómo ha quedado en conjunto.

Es un vestido comodísimo, porque además, la tela es de lo más agradecida y no necesita nada de plancha; yupiii!!!. Es una especie de neopreno finito que compré en Tejidos Paredes.

Aprovecho la entrada para enlazar a RUMS, , que llevaba varias semanas sin participar.

 

¡¡¡¡Feliz jueves, y feliz verano!!!!

 

 

Ropa para mi·RUMS

Vestido fresquito

¿Qué os parece mi nuevo vestido fresquito? Es un patrón propio que he elaborado a fusilando una camiseta manga murciélago.

Como veis, nada de complicación: ni mangas ni bajo rematado. Solo el cuello, y para que no se me desbocara, mucho, jeje!!

La tela es un punto de camiseta superfresquito; y menos mal, porque lo estrené la pasada semana para ir a la Feria de Libro, que hacía un calor espantoso. Pero mereció la pena, además, de libros de lectura que me apetecía mucho tener en papel, me llevé puesta una sorpresa: un manual para la overlock. ¡¡Ay, si lo hubiera pillado antes, jaja!!

Aprovecho la entrada para enlazar a RUMS.

Y vosotras, ¿qué habéis cosido esta semana?

 

 

 

 

 

 

Ropa para mi·RUMS

Vestido de boda

¡¡Cuánto tiempo sin pasar por aquí!! Las últimas semanas han sido muy intensas y no he tenido tiempo para coser. Ni siquiera para enseñaros cositas que ya tenía cosidas; pero bueno, seguro que la racha ya ha pasado y poco a poco vuelvo a coger mi ritmo.

Llevo tiempo (así como un par de meses, ejem…) para enseñaros el vestido que me cosí para la boda de mi hermano. Es la última pieza que me faltaba por mostrar, después de la Chaqueta Chanel a mi modo y el Tocado a lo loco.

20170406_160532Se trata de un patrón propio, que elaboré en mi clase de patronaje. Está inspirado en un vestido tipo años 20, con el que me topé por casualidad en la red. Está confeccionado en crepè de seda y lleva una puntilla ancha de encaje negro. En el vestido original, se supone que la puntilla servía para marcar el cuerpo de la falda, que estaba realizada con flecos de piano. Yo, en un principio, me decanté por cambiarlos por plumas; incluso llegé a comprarlas, ains!. Pero al final, me pareció que el resultado iba a ser muy solemne, y a última hora, cambié de opinión. ¡¡Menos mal que soy una exagerada comprando tela, jaja!!

Con este vestido vuelvo a batir marcas personales. Es la primera vez que coso una tela de calidad (no os imagináis lo que pesa y se mueve) y también es la primera vez que he cosido un forro. Para esta última tarea, tuve ayuda de mi profe (gracias, Ana), que además, me ayudó a rematar el trabajo.

Todas las piezas que coso son un motivo de orgullo para mí, pero este vestido es especial. Sobre todo, porque mi hermano valoró y mucho el tiempo que le había dedicado. Y encima, triunfé, jaja!! ¿Se puede pedir más?

Y con esta costura vuelvo a RUMS, que hace varias semanas que no tengo oportunidad de participar. ¿Habéis echado ya un vistazo?

Feliz jueves, costureras!!

Patrón propio
Crepè de seda: Ribes y Casals
Puntilla de Encaje: Pontejos