MiMI·Ropa para mi

Lady in red

Derrapando y con los pelos alborotados llego al último MiMi del Club de las Malas Costureras del 2017. Llego in extremis pero contenta, porque esta mañana no tenía ni patrón, ni tela, ni inspiración. Y de repente: Ta-chán: la Musa vino a visitarme y dicho y hecho.

Me he acordado de que tenía esta tela estampada pidiendo pista desde el Sewing Camp. Es una tela que cambié con Esther de El Didal al dit, y daba justo para un vestido. Mirando entre los patrones, me daba una pereza brutal ponerme a calcar o a montar y cortar. Y de los que ya están listos, todos exigían de un tiempo del que no disponía, si quería llegar a mi cita costuril de los miércoles (todo sea por tener opciones de llevarme esa fantástica cesta, jeje).

Así que, he pensado que lo más fácil era fusilar un vestido que me gusta mucho, pero que ya está hecho un andrajo. Y ya de paso, estrenaba mi nuevo rollo de papel Kraft blanco, que le pedía a Papá Noel, para poder patronear sin preocuparme de si tendré material suficiente.

He hecho un par de pequeñas modificaciones para adaptarlo más a mi talla y antes de comer, ya estaba listo para ser estrenado esta misma tarde (había que hacerle fotos).

Y con este vestido tan floreado en tonos rojos y granates,  me despido del 2017, deseándoos todo lo mejor para el Nuevo Año; que seguro que será feliz y productivo. Tengo pendiente aún mi post del Sewing Camp, que es con el que tengo previsto estrenarme en 2018; así, seguro que lo empezamos con buen pie.

¡¡Hasta el año que viene!!

Anuncios
crafts·MiMI

Neceser por necesidad

Sigue mi buena racha y aquí estoy un miércoles más, con costura nueva. Esta vez no es nada de ropa; y eso que tengo proyectos en marcha. En esta ocasión, muestro un neceser para el bolso, porque, imagino que también os pasa, nunca encuentro a tiempo las cosas que necesito.

Éste, en concreto, me lo he cosido para los móviles (tengo que llevar siempre el del curro), y toda la parafernalia que necesitan: cargadores (de enchufe y de USB), auriculares, etc.

Para ello he utilizado esta preciosa tela plastificada de flamencos. Mira que no soy nada fan de las cosas con plumas; bueno, en realidad de nada que no tenga pelo, pero esta me gustó, y en breve os enseñaré el proyecto para el que la compré.

He seguido este tutorial de Marian (Nairamkitty), y para adornarlo un poquito, cremallera, cuentas y cinta de la Tienda del Gato (The Sewing Cat).

No es una costura nada espectacular, pero me permite participar en MiMi, y tener opciones para hacerme con la fantástica cesta navideña, que con mucho mimo han preparado las chicas del Club de las Malas Costureras.

En un ratito, ya puedo disponer de toda la tarde para echar un vistazo a las propuestas costuriles de la semana. ¿Tú ya las has visto?

Como seguro que no nos vamos a ver hasta el próximo miércoles como pronto, os deseo una Feliz Navidad, y que, si hay suerte, el señor gordinflón de rojo se acuerde de vosotras y os ayude a rellenar vuestros espacios de costura.

MiMI·Ropa para mi

Falda divina de la muerte

¡Qué contenta estoy! Dos semanas seguidas con costura para enseñar y las dos son faldas. He de confesar que he empezado a usar falda hace relativamente poco tiempo (en comparación con los años que tengo, jeje), pero ahora, me encantan, y no solo en verano.

Esta que os muestro hoy ha sido un impulso. He intentado aprovechar los días de fiesta al máximo, y esta falda no estaba planificada. Pero me sobró un recorte de tela, y la improvisé sobre la marcha.

La falda en sí, no tiene nada. Está construida a partir de mis medidas de cintura y cadera. Para simplificarla aún más, en la cintura la puse puño.

2_OkY para darla un toque especial, probé con un bolsillo canguro, que me encantan. Para él utilicé un recorte de tela de caleveras que me traje del trueque del Sewing Camp. Estoy fatal de la memoria, pero creo que fue un obsequio de Laura, de Con mis manitas. Si no es así, por favor, que me disculpe su dueña. Ese fin de semana estaba en una nueve y me cuesta hilvanar algunos recuerdos. Sé que tengo pendiente mi post de SC, pero lo tengo reservado para los días de vacaciones, porque quiero dedicarlo el tiempo que se merece.

Y este es el resultado. ¡Comodísima y rapidísima, como me gustan a mí las cosas!

 

 

Y con esta costura, voy de cabeza a MiMi del Club de las malas costureras porque le he echado el ojo a la estupenda cesta de Navidad que han preparado estas chicas locas, con mucho cariño e ilusión.

¡¡Feliz miércoles costureras!!

Patrón: Propio
Tela: CalJoan

 

 

MiMI·Ropa para mi

Mi primera Frau Hilda

¡¡Por fin!! Después de varias semanas en blanco, por fin hoy, que es fiesta, he podido disponer de tres horas (eso sí, no seguidas) para una costura egoísta. La he acabado apenas 15 minuros antes de publicar la entrada, por lo que las fotos no son nada buenas; pero era hacerlas así, o no publicar. Y eso no era una opción, porque hoy es miércoles, y no quería volver a quedarme fuera de MiMi del Club de las malas costureras. Por cierto, ya va por la décima semana, y ésta, viene con sorpresa navideña.

Para este proyecto he utilizado telas de Cal Joan. La micropana, la compré el invierno pasado, y todavía no la había podido sacar del armario. Las telas de los bolsillos son restos de la camiseta del Sewing Camp, de Saiziland.

20171206_190322

Es un proyecto superfácil y rápido de coser; sin ninguna complicación. Lo malo (o lo bueno, según se mire) es que cosiéndola he visto que ya, mi máquina plana no da más de sí. Si os fijáis en los bolsillos, salta la puntada de zig-zag. He intentando ajustarla lo más posible, cambiar tensiones, enhebrarla mil veces, cambiar la canilla, incluso la aguja. Y nada. La pobre está lista para ser jubilada.

He procurado decirlo muy alto, por si los pajes de los Reyes Magos estaban de visita y cogían onda, jeje!!

Sé que es fiesta, pero ¿te has pasado ya a ver costuras egoístas de la semana? Yo voy ya de ya.

Feliz día, costureras!!