RUMS

Ayudante detectafallos

En momentos de crisis he aprendido a pedir ayuda; un proceso que me ha llevado tiempo, pero que finalmente ha dado fruto y ahora afronto las cosas con otro ánimo y disposición.

Y eso es precisamente lo que me pasó con esta camiseta. Que he tenido que pedir ayuda, aunque sea a una minimuñequita del país de Geyperland. Se trata de un proyecto que forma parte de un curso monográfico que realicé con La Pequeña Aprendiz, sobre la overlock, esa gran desconocida para mí.

20160127_203801

La idea del taller era aprender a utilizar la máquina cosiéndote una prenda, y Sonia nos propuso esta camiseta. Supersencilla y rápida de hacer: dos ingredientes esenciales para que a mí se me complicase el proyecto (parece que me llaman con campanillas, jajaja).

El primer reto fue afrontar traspasar el patrón a esta tela de camiseta tan finita; ¡¡se movía por todas partes!! El segundo, fue meterle tijera: ¡¡qué difícil me resultó no pegar “bocados” a la tela!! Hay tramos que parece que los he cortado con una tijera de picos.

Y el tercer reto y el peor para mí fue meterla en la máquina. Algo pasa con mi aguja de la izquierda que hace que constantemente se desehenbre o se rompa el hilo. Y cuando esto no pasa, tramos de no más 10 cm., pues la costura no es limpia. Si alguna tiene idea cuál puede ser el motivo os agradecería mucho que mi iluminaseis, porque no es problema de nada evidente (tensiones, reglaje, etc.).

La tuve que coser con tres hilos, y aunque todo ha ido mucho mejor, las costuras se me siguen abriendo. De hecho, quedaba tan mal que decidí pasar después la máquina plana para cerrarlas. Obviamente,  tampoco he sido muy ducha en esto, y mi ayudante, no ha tenido reparo en mostrarme los tramos feos.

20160127_203842_001

En cuanto al cuello y los bajos, qué decir, salvo que fatal de los fatales. El cuello sí que me dio tiempo coserlo en el taller, y conté con la ayuda de Sonia. No me resultó difícil, pero podéis ver que no es ni de cerca, regular. Por unos tramos es más ancho que por otros. Habrá que practicar más.

20160127_20411020160127_203912

Con respecto a los bajos os voy a confesar que he sido una cobarde. Con todas las pruebas de ajustes y demás que estuvimos haciendo en el taller hasta que al final decidimos coser a tres hilos, no me quedó tiempo para terminar el proyecto; lo que ha condenado a mi camiseta a más de un mes de clausura en el armario de las telas.

Pero como me he propuesto terminar las cositas que tengo a medias antes de empezar otras, la “metí mano” este finde. Como ya estaba yo sola, y empecé a agobiarme, corté por lo sano y ni remallado ni doble aguja para rematar ni nada. Zig-zag y listo. ¡¡Qué vaga soy!!

Sé que no es lo mejor. Pero con este proyecto he aprendido muchas cosas, aunque viendo el resultado final no lo parezca, jeje.

1.- Hay que mimar todos los proyectos. Cada uno es importante en sí mismo y siempre nos aportan algo nuevo.

2.- Los remates son importantes; quizás lo más. Un mal remate tira por la borda todo el trabajo anterior.

3.- Son sólo telas, agujas e hilo ¿por qué tenerlas miedo? ¡¡¡Yo estoy al mando!!!

4.- Aunque el resultado final no me convenza nada, ese pedazo de tela llegó a mi casa en un pieza entera, dentro de una bolsa y ahora, me acompaña a la compra y a pasear a la perra por el campo. Una transformación de la que yo soy la artífice.

5.- Con ayuda y compañía, aunque mida 2 cm, todo es mucho más llevadero. Pensar en publicar y participar este jueves en RUMS, también me ha servido de ayuda y compañía.

Y como todos los jueves, deseando llegar a casa para ver vuestras creaciones, y que se me caiga la baba con ellas.

Uff!!! Qué largo me ha quedado hoy. Sorry!!

 

cosas para casa·RUMS

Búhos que quieren aprender

Esta semana tenía pensado enseñaros otra cosa, pero la vuelta al trabajo y los horarios infernales que ello conlleva no me ha permitido terminarlo. Esto me recuerda, que mi montaña de proyectos a “casi-terminar”, está empezando a coger un tamaño considerable. Grrrrrr!!!!!!

Así que, y para no perder la costumbre de estar en RUMS, que si no me va a costar reengancharme, participo esta semana con un conjunto que cosí hace justo un año, cuando volví a trabajar tras la excendencia que me tomé cuando nació el monito pequeño.

Es su ajuar de guardería. Un proyecto agridulce, porque por un lado, disfruté mucho la costura, que, contra todo pronóstico salió del tirón. Pero coserle estas cositas significaba que ya nos íbamos a separar, y que desde ese momento, con 9 meses, ya iba a tener la obligación para un montón de años, de madrugar y cumplir con sus obligaciones. Algunas pensaréis que soy una exagerada y que la cosa no es para tanto. Y probablemente tengáis razón porque el peque está encantado en su guarde y aprendiendo un montón de cosas nuevas y desarrollándose a una velocidad increíble. Pero me da mucha pena que por el ritmo de vida que tenemos, los peques sean quienes paguen el pato.

En fin. Perdón; que mi intención no es filosofar sino cumplir con mi propósito de participar en RUMS siempre que me sea posible.

Aquí os dejo una foto con lo que le cosí: Mochila, neceser, bolsa para la ropa de cambio y un par de toallitas. No es gran cosa, pero yo estoy muy satisfecha con el resultado y además, él las identifica rápidamente, porque su mochila es de las pocas que no es de Pocoyó, Mickey, etc.

La mochila la hice siguiendo este tutorial de Rojo Ababol; por cierto, se la echa mucho de menos. Para el neceser y la bolsa de cambio volví a recurrir a Marian, de Nairamkitty. Todo está hecho con tela plastificada que se cose genial.

Las toallitas realmente no tienen ningún misterio. Simplemente el bies, y una etiqueta para darlas algo de gracia.

Espero que la próxima vez que Rumsee os traiga un proyecto más interesante y atractivo. Crucemos los dedos para que el fin de semana cunda!!!

¿Participáis en RUMS #3/16? Estoy deseando que llegue esta noche para ver vuestras creaciones.

cosas para casa·RUMS

Flores, flores, flores

Ufff, llevamos sólo unos poquitos días de invierno de verdad y yo ya he tenido bastante. Necesito la luz del sol y calorcito. Así que, esta semana, que ya he empezado a trabajar y mis horarios vuelven a ser infernales, participo en RUMS con un conjunto bolsas y neceseres que cosí para ir a la maternidad cuando nació mi monito pequeño, y que tienen un estampado de lo más primaveral. ¡¡A ver si así me alegran el día!!

Flores_1

Se trata de una bolsa para la ropa y una valisette. Las cosí siguiendo de nuevo los videotutoriales de Marian, de Nairamkitty. (podéis verlos aquí y aquí) Y con el poquito retal que me sobró, aproveché para hacer un mini-portapañuelos. Mini, mini, porque la tela no daba para más. Creo que Marian también estuvo presente en esta costura.

Os aseguro que aunque poco, mi técnica ha mejorado algo desde hace 20 meses, que es cuando los cosí. Mis últimas cremalleras ya se pueden abrir sin que las pille el carril y estoy aprendiendo a ser más cuidadosa y curiosa con los remates y detalles. Pero es que soy muuuuuuy impaciente….

Flores_3¿No os llama la atención la posición de la cremallera del neceser? Con imágenes, instrucciones y todo y la cosí en el lado que no era, arggggg!!!, así que, en lugar de correr a lo largo del neceser, corre a lo ancho. Original que es una (por no decir torpona y petarda, jajaja).

Una vez cumplida su función cuando salimos del hospital, he reciclado su uso y siguen estando muy presentes en mi día a día.

El portapañuelos, siempre en mi bolso y a mano; el monito es un saco de caracoles. El neceser, en la bolsa de kung-fu, con mis útiles de aseo. Y la bolsa, se viene a danza todos los martes y jueves, para que el pañuelo de seda y los abanicos no se enganchen, que son muy delicados.

¿Vosotras también echáis de menos la primavera?

En fin. Deseando llegar esta noche a casa para disfrutar con vuestras creaciones de la semana. ¿Habéis RUMSeado? A ver, a ver….

RUMS

Sudadera contra viento y marea

Sudadera Burda Enero16 7

Qué ganas tenía de que llegara el momento de participar en el primer RUMS del año. Cuando compré la tela tuve claro el proyecto y la fecha: sería una sudadera del Burda 01/16 y la tendría lista para participar en esta cita. Y ya van cuatro seguidas. ¡¡Ni me lo creo!!

Pero como decía mi abuela, “hijita, una cuenta echa el borracho y otra el tabernero”. Y es que ha habido que luchar contra los elementos, literal, para poder llegar a tiempo al jueves.

Os cuento los avatares. En mi pueblo cuando llueve mucho y muy fuerte se va a luz y hay que armarse de paciencia durante un par de horitas, con suerte. Y eso es precisamente lo que pasó cuando estaba montando las diferentes piezas. ¡¡Zas!! Se hizo la oscuridad. De repente, a improvisar logística porque ni cena, ni entretenimiento para los niños, ni por supuesto costura. ¡¡Mi gozo en un pozo!!

¿A vosotras no os pasa que cuando dejáis algo a medias, por la razón que sea, luego cuesta recuperarlo y tienes la sensación de que el resultado no es el mismo?  Por eso me dio tanta rabia, porque sabía que a partir de ese momento las cosas no iban a fluir como debieran. Y así fue. Aunque la luz volvió, y antes de lo previsto, ya no había tiempo para acabarla ese día.

Por eso, y gracias a los ánimos de La Modistilla Valiente, (un besito, guapa!!) lo dejé todo listo para rematar el día siguiente, en el que intuía que se iba a poner a prueba mi paciencia, porque tengo la virtud de cagarla siempre cuando estoy a un par de costuras para terminar; está claro que los remates no son lo mío (todavía), y ese día no fue una excepción, grrrrr!!!!.

Aún así, y contra todo pronóstico terminé a tiempo mi sudadera. De hecho, no tuve paciencia y según la saqué de la máquina y la di un planchado rápido, me la puse para irnos a la Cabalgata. ¡¡¡Con lo que me había costado!!!

Como podéis ver, tiene muchos fallitos, algunos evidentes que obvian mi falta de técnica y poca práctica con la overlock, pero estoy muy orgullosa porque es la primera prenda que dibujo, corto, coso y resuelvo problemas yo sola, sin tutoriales, ni profe, ni nada. Así que, desde ya, se ha convertido en una sudadera especial y la he buscado un hueco preferente en mi armario. Espero que pronto tenga nuevas amigas para charlar cuando no la saque de paseo.

Y ahora, a Rumsear!!!!

Patrón: Sudadera Modelo 101 A Burda Style 01/16
Tela: Neopreno (Tejidos Paredes, Fuenlabrada)
Cinta: Hilos y Más