MiMI·Ropa para mi

Camiseta de bienvenida

Es verdad que cuando una puerta se cierra, otra se abre. Esto es lo que ha pasado recientemente en nuestro mundo costuril. La semana pasada se cerró, después de bastante tiempo, la puerta de RUMS, nuestra cita semanal de los jueves. Pero, hoy, se abre la de MIMI, que será nuestro lugar de encuentro semanal, ahora los viernes.

Se trata de la iniciativa de un grupo de costureras, las impulsoras del Club de las Malas Costureras, con las que todas nos identificamos al 100%. Muchas gracias por vuestro esfuerzo y empeño en construir un nuevo espacio de intercambio, conocimiento y sobre todo, disfrute.

20171003_211331Para dar la bienvenida a MIMI, tengo esta camiseta. Se trata de un patrón propio de manga murciélago, adaptado después de fusilar una camiseta comprada. En esta entrada, ya os lo mostré, esta vez, en versión vestido. Perdón por la foto, pero tuve que improvisar ayer por la noche, para no perderme la cita….

Tuve que hacer costura en la espalda porque no tenía suficiente tela, que es un resto que me quedó de otra costura.

Ya está estrenada y tengo que deciros que el estampado es ideal para los vaqueros.

Y con mi camiseta nueva, doy la bienvenida a MIMI, Mi Miércoles, a partir de ahora, mi nuevo día favorito de la semana.

¡¡Feliz miércoles costureras!!

Anuncios
Ropa para mi·RUMS

Vestido de boda

¡¡Cuánto tiempo sin pasar por aquí!! Las últimas semanas han sido muy intensas y no he tenido tiempo para coser. Ni siquiera para enseñaros cositas que ya tenía cosidas; pero bueno, seguro que la racha ya ha pasado y poco a poco vuelvo a coger mi ritmo.

Llevo tiempo (así como un par de meses, ejem…) para enseñaros el vestido que me cosí para la boda de mi hermano. Es la última pieza que me faltaba por mostrar, después de la Chaqueta Chanel a mi modo y el Tocado a lo loco.

20170406_160532Se trata de un patrón propio, que elaboré en mi clase de patronaje. Está inspirado en un vestido tipo años 20, con el que me topé por casualidad en la red. Está confeccionado en crepè de seda y lleva una puntilla ancha de encaje negro. En el vestido original, se supone que la puntilla servía para marcar el cuerpo de la falda, que estaba realizada con flecos de piano. Yo, en un principio, me decanté por cambiarlos por plumas; incluso llegé a comprarlas, ains!. Pero al final, me pareció que el resultado iba a ser muy solemne, y a última hora, cambié de opinión. ¡¡Menos mal que soy una exagerada comprando tela, jaja!!

Con este vestido vuelvo a batir marcas personales. Es la primera vez que coso una tela de calidad (no os imagináis lo que pesa y se mueve) y también es la primera vez que he cosido un forro. Para esta última tarea, tuve ayuda de mi profe (gracias, Ana), que además, me ayudó a rematar el trabajo.

Todas las piezas que coso son un motivo de orgullo para mí, pero este vestido es especial. Sobre todo, porque mi hermano valoró y mucho el tiempo que le había dedicado. Y encima, triunfé, jaja!! ¿Se puede pedir más?

Y con esta costura vuelvo a RUMS, que hace varias semanas que no tengo oportunidad de participar. ¿Habéis echado ya un vistazo?

Feliz jueves, costureras!!

Patrón propio
Crepè de seda: Ribes y Casals
Puntilla de Encaje: Pontejos